Las historias de los libros

Un sitio donde perderse

Pensamientos

Deja un comentario

Cada día, sentada enfrente de la ventana, veía pasar a la gente: el viejo con su perro, la niña con su madre, el estudiante universitario, la abuela y la madre, el padre camino del trabajo… Pero siempre acababa fijándome en la misma persona, los mismos pasos , la misma sonrisa, mismo look… esperando y sonriendo detrás de la ventana, pensando que hoy sería el día en el que me miraría, se pararía frente a mi ventana, tocaría y me diría: “el sol brilla cada mañana con tu presencia, con tu sonrisa, con tus ojos verdes como el campo”. Pero ese día nunca llegaba, hasta que ya no te volví a ver, hasta que crecí y salí de esa ventana a descubrir que me depararía mi futuro.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s